Blog de Ana Maria Lajusticia

Selector de Blog Entra al Blog

Pizza saludable de kale

3 60' Dificultad:
  • 500 g de harina integral de trigo
  • 25 g de levadura de panadería
  • Salsa de tomate casera
  • Queso havarti o mozarella
  • 1 cebolla
  • 1 pimiento verde
  • Champiñones
  • Tomates cherry
  • Col Kale
  • Agua tibia
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Una pizca de sal
gr/ml Tabla de equivalencias
Tabla de equivalencias
Antes de empezar
  • Gluten
  • Lácteos
  • Vegetariano
  1. Mezclamos la harina y la sal con la levadura.

  2. Incorporamos poco a poco el agua tibia y el aceite de oliva.

  3. Amasamos bien hasta que quede una masa un poco pegajosa. Dejamos reposar tapada con un trapo hasta que suba (1-2 horas, según la temperatura ambiente).

  4. Volvemos a amasar y dividimos toda la masa en 3 bolas, de cada bola obtendremos 2 pizzas. Cogemos una bola, la dividimos en dos y en cada porción le damos forma de bola. Luego con un poco de harina en la tabla y con la ayuda de un rodillo le vamos dando forma de pizza hasta que tengamos el tamaño que nos guste.

  5. Colocaremos la base de la pizza en una placa de horno con papel de horno, volveremos a tapar con el trapo y dejaremos reposar 30min-1h, hasta que vuelva a subir.

  6. Mientras tanto, laminamos los champiñones y los salteamos unos minutos en la sartén, con un poco aceite de oliva y los doramos. Lo mismo con la cebolla y los pimientos picados finos.

  7. Cuando ya haya subido la masa, empezaremos a poner los ingredientes; primero la salsa de tomate, luego el queso, la cebolla, el pimiento verde, los champiñones, los tomates cherry partidos por la mitad y espolvorear un poco de sal.

  8. Con el horno precalentado a 220ºC con calor arriba y abajo y ventilador, colocaremos la bandeja en la parte más inferior del horno y hornearemos unos 10-12 minutos (hasta que veamos que está prácticamente hecha), luego incorporaremos la col Kale dividida en porciones pequeñas y sin el tallo central y hornearemos 3 minutos más colocando la bandeja a media altura. Este último tiempo será suficiente para cocinar la col Kale y que quede crujiente.

Antes de servir se puede añadir un chorrito de aceite de oliva virgen extra en crudo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *