Blog de Ana Maria Lajusticia

Selector de Blog Entra al Blog

Primavera sin retención de líquidos

“La primavera, la sangre altera”, y así es.

Si recientemente te has sentido más hinchada de lo normal, no te preocupes, es normal. Hay organismos más sensibles que otros a los cambios de estación. Del mismo modo que sucede con los cambios vitales, en los que cada uno responde como sabe o como puede, ante una nueva situación ambiental tu cuerpo intenta conciliar de la mejor manera la integración entre las condiciones del ambiente y las tareas de tu agenda.

¿Qué ocurre si el ritmo de vida es estresante y la alimentación poco saludable?

Generalmente, la hinchazón aparece de forma puntual al principio de estaciones con aumento de temperaturas, cambios hormonales o problemas de circulación, sobre todo si la alimentación y la actividad física no están presentes en la planificación diaria. Sin embargo, también es un gran indicador de fallo orgánico, de modo que si después de seguir las pautas que te proponemos a continuación, la sensación de hinchazón se prolonga de forma continuada, te recomendamos visitar a un especialista para que te haga una valoración.

¿Cómo remediar la retención de líquidos ocasionada de manera puntual?

Si eres de las que sufre hinchazón a la mínima de cambio, a continuación vamos a darte unas pautas para poner remedio y evitar esa sensación de malestar y embutimiento.

Ahora bien, si crees que la solución es hacer dieta estricta, te diremos que de este modo lo único que vas a conseguir es pasar hambre y estar todavía más irritable. Así que, olvídate por completo de esta idea y empieza desde hoy con la rutina que te proponemos.

  • En ayunas: agua con un limón exprimido y 1 comprimido de algas.
  • Elimina la sal. La retención de líquidos está causada por una retención de minerales (más que de agua) de modo que reducir significativamente la ingesta de sodio te ayudará a percibir mejoría en un margen corto de tiempo. En lugar de sal usa hierbas aromáticas para condimentar (pimienta, cúrcuma, orégano, comino…).
  • Evita alimentos con un alto índice glucémico (dulces, productos azucarados y harinas refinadas). Pues, los picos de insulina aumentan el sodio en sangre y como hemos mencionado anteriormente, el sodio es, la mayoría de veces, el director principal de la retención presente.
  • Incrementa el consumo de potasio y magnesio pues estos minerales ayudarán a contrarrestar el exceso de sodio en sangre. Algunos de los alimentos que no pueden faltar en tu dieta son: plátanos, aguacates, espinacas, frutos secos, tomates y cereales integrales. Asimismo, te recomendamos tomar 2 comprimidos del nuevo Magnesio Total 5, pues no solo te ayudará a reducir la hinchazón, sino que también favorecerá el funcionamiento global de tu organismo.
  • Añade diuréticos a tus ensaladas, por ejemplo: ortiga, diente de león, apio, cebolla y ajo. Te ayudarán a drenar.
  • Haz ejercicio para activar tu metabolismo. No hace falta que sea de mucha intensidad, pueden ser ligeros y suaves. En este caso, nos sirve más la constancia y la duración que no la intensidad del mismo.
  • Duerme con las piernas algo elevadas (por ejemplo, encima de un cojín), de este modo favorecemos la circulación.

4 respuestas a “Primavera sin retención de líquidos”

  1. Marta dice:

    Genial me encantó lo compartido!! Gracias

  2. Luzmila Coronel dice:

    Gracias Ana Maria este momento tengo este problema mis pies y manos hinchadas mi pregunta es puedo tomar el comprimido de algas ya que soy hipertensa tengo la tensión alta estoy medicada tomo una enalapril de 10 miligramos al dia y los dos comprimidos de MG total siempre he tomado Colágeno con Magnesio suyos tengo artrosis.Por favor contesteme .Un saludo

    • Ana María Lajusticia dice:

      Hola Luzmila,

      Le recomendamos que consulte con su médico o farmacéutico la compatibilidad con su medicación. Son alimentos diuréticos, la cebolla, el apio, los espárragos, el perejil y dicen que también, la sandía; y entre las hierbas, la “cola de caballo” (Equissetum arbensis) y los estigmas de maíz o la infusión de las dos plantas. Se pueden preparar por la noche, pero se toman al despertarse, porque si se toman con la cena, suelen obligar a levantarse de noche a orinar. Como verdaderamente son diuréticas, suelen bajar la presión de la sangre, lo que en su caso, también le puede ayudar. Un saludo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *