Blog de Ana Maria Lajusticia

Selector de Blog Entra al Blog

Prevención de la diabetes a través de la alimentación

La Diabetes es una enfermedad crónica caracterizada por niveles de azúcar en sangre elevados. Se origina porque el páncreas no sintetiza la cantidad de insulina que el cuerpo humano necesita, la elabora de una calidad inferior o no es capaz de utilizarla con eficacia.

En los últimos años, la incidencia de esta patología no deja de crecer y está ya considerada una pandemia por la Organización Mundial de la Salud (OMS). Si no se controla adecuadamente, la diabetes puede producir complicaciones muy graves, especialmente para el sistema cardiovascular, problemas de visión, neuronales, renales, de cicatrización de heridas, etc. Está considerada como una de las principales causas de muerte en nuestro país.

La diabetes tipo 2 afecta a gran parte de la población adulta mayor de 40 años y cada vez hay más casos entre la población infantil. Muchos casos pasan desapercibidos. La buena noticia es que la prevención está en nuestras manos, recurriendo a una buena alimentación y a la práctica regular de actividad física.

Debemos procurar movernos más en nuestro día a día, incrementando los desplazamientos a pie y las actividades en casa o en el trabajo. Además, debemos complementar el gasto energético con algunos ejercicios aeróbicos de intensidad moderada, como caminar rápido, montar en bicicleta, nadar o bailar, al menos 3 veces por semana.

Otro punto fundamental en la prevención de la diabetes es el cuidado de la alimentación. Unos buenos hábitos alimentarios reducen la probabilidad de padecer diabetes y otras enfermedades crónicas. El exceso de peso abdominal está directamente relacionado con el riesgo de desarrollar diabetes tipo 2.

La Dieta Mediterránea es la mejor pauta alimentaria para prevenir la diabetes tipo 2, así como las dietas hipocalóricas pautadas por un profesional, para aquellos casos en que haya que reducir un exceso de peso corporal.

El plan de alimentación depende de la edad, género, estado nutricional, actividad física, estados fisiológicos y patológicos. Por lo general, debemos procurar disminuir o evitar el consumo de azúcares, ya que suelen estar en alimentos de bajo interés nutricional, con poca cantidad de nutrientes beneficiosos y ricos en calorías, grasas saturadas, colesterol y sal.

Los alimentos con gran contenido de harinas refinadas, como pan blanco, cereales, arroz blanco o bollería se digieren y pasan a la sangre de forma casi tan rápida como los azúcares. Ello contribuye a una mayor demanda de insulina, por lo que serían alimentos poco recomendables en la prevención de la diabetes tipo 2. En su lugar, se deberían elegir alimentos menos refinados y con un mayor contenido en fibra, como arroz integral, avena, centeno o quinoa. Este tipo de harinas se digieren con mayor lentitud, a la vez que ayudan a calmar el apetito pues producen una mayor sensación de saciedad.

También es esencial comer 5 ó 6 veces al día, para que el impacto sobre las cifras de glucosa en sangre sea mucho menor y se modere algo más el apetito.

La terapia nutricional es muy importante en la prevención y tratamiento de la DM2, con el objeto de controlar los niveles de glucosa en sangre, normalizar los niveles de presión arterial, evitar el aumento de peso y las complicaciones de la enfermedad.

En el caso que ya se padezca la enfermedad, si se siguen las pautas, se hace ejercicio y se tiene una buena alimentación, una persona con diabetes tipo 2 puede tener una vida completamente normal.

2 respuestas a “Prevención de la diabetes a través de la alimentación”

  1. Giovanna Silva Romero dice:

    Excelente consejo Doctora Ana María. Complire Alpi de la letra.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *