Blog de Ana Maria Lajusticia

Selector de Blog Entra al Blog

Hipoglucemia, el gran susto del diabético

¿Sabías que la diabetes es una de las enfermedades más frecuentes en la actualidad? ¿Has oído a hablar de ella? ¿Te resulta difícil comprender qué es lo que sucede y por qué las personas que sufren esta enfermedad deben tener tanto cuidado con la alimentación y la actividad física?

¡No pierdas pista, hoy te lo contamos todo de una manera fácil y comprensible!

La diabetes es una enfermedad que se caracteriza por un déficit absoluto o relativo de secreción de insulina sintetizada por las células beta de los islotes de Langerhans del páncreas.

¿Qué es la insulina?

La insulina es una hormona que tiene la función de incorporar la glucosa (azúcar libre en sangre) a las diferentes células insulinosensibles (musculo, hígado y tejido adiposo) del organismo, donde actúa como fuente energética. Dicho en otras palabras, la insulina es el transportador que hace que la energía que obtenemos de los alimentos y que no es utilizada pueda ser almacenada a modo de reserva en el hígado y el músculo.

El cuerpo secreta esta hormona después de cada comida, es decir cada vez que detecta una elevación de la tasa de glucosa en sangre, para favorecer el almacenaje de esta. Si la persona diabética no dispone de esta hormona, entonces … ¿qué ocurre?

En ausencia de esta hormona hipoglucemiante, el organismo produce un cúmulo de azúcar en sangre que es lo que se denomina “hiperglucémia”.

¿Cómo se corrige?

Como seguramente habrás visto alguna vez, la persona diabética se inyecta insulina exógena para así equilibrar los niveles post pandriales de glucosa. Sin embargo, esto no es tan fácil como aparenta. Existen dos riesgos; la hiperglucemia y la hipoglucemia.

La hiperglucemia se produce cuando un diabético se descompensa, es decir, cuando el organismo tiene unos niveles de glucosa en sangre, pero no dispone de la hormona (insulina exógena) capaz de administrarla y almacenarla. ¿Qué ocurre cuando el organismo no dispone de suficiente glucosa aprovechable? En esta situación, el organismo utiliza todas sus reservas para producir energía, principalmente partiendo de las reservas lipídicas. A pesar de que aparentemente parece ser una posible solución, realmente no es así. Pues la glucosa obtenida a partir de esta vía secundaria no será aprovechable ya que no es que haya una carencia real sino un déficit de detección y asimilación.

En el otro extremo encontramos la hipoglucemia, proceso que ocurre cuando los niveles de glucosa libre en sangre son bajos de modo real. ¿Cuándo puede suceder esto? Bien por inyectar una cantidad de insulina superior a la glucosa consumida, por cometer errores en la dieta (no ingerir la ración glucídica prevista), por un exceso de actividad física sin haber tomado un suplemento de glúcidos o sin haber disminuido la insulina o incluso por vómitos o diarreas abundantes.

¿Cuáles son los principales objetivos de una dieta?

  • Hacer un aporte de hidratos de carbono del 50-60% de la energía total diaria y con supresión o control estricto de azúcares sencillos. Con esto, se pretende evitar los picos de glucosa en sangre y favorecer la administración de azúcares que se asimilen de forma lenta y progresiva.
  • A diferencia de un adulto sano, la ingesta de proteínas debe ser del 12- 20%, restringiendo siempre aquellos alimentos proteicos grasos.
  • Las grasas mantienen el mismo porcentaje que el adulto sano (30-35%) y del mismo modo que en una dieta sana y equilibrada se desaconsejan los ácidos grasos saturados.
  • Se estima una ingesta de agua de 2 a 2,5 litros. Cantidad que se verá incrementada en caso de vómito, deshidratación o descomposición.
  • Se recomienda una dieta alta en fibra para disminuir la velocidad de absorción de los glúcidos, por lo que es conveniente que estén en la alimentación cereales con fibra, frutas con piel, zumos con pulpa, ensaladas y verduras.
  • Se aconseja combinar los distintos grupos de alimentos para modificar la velocidad de absorción. Por ejemplo: combinar legumbres y féculas con proteínas y grasas que no tomar un arroz o unas legumbres sin ningún otro alimento.

Consejos de Ana María Lajusticia:

  • El Colágeno con magnesio es apto para diabéticos y favorece el buen estado del interior de los vasos sanguíneos, cosa muy importante en esta población.
  • El Magnesio en cualquiera de sus formas (cloruro, carbonato o lactato) contribuye a la síntesis de insulina, pues es una proteína formada por 51 aminoácidos, en la que el magnesio interviene en cinco pasos de su formación.

4 respuestas a “Hipoglucemia, el gran susto del diabético”

  1. Lisette dice:

    Y como se debe tomar eso, durante las comidas, antes o después?. Le agradecería su respuesta. Gracias

    • Ana María Lajusticia dice:

      Buenos días Lisette, a continuación le indicamos el modo de empleo:

      – Colágeno con magnesio en comprimidos: 3 comprimidos 3 veces al día repartidos con las principales comidas (antes o después, según usted prefiera).
      – Colágeno con magnesio formato polvo: 1 cucharada de postre 3 veces al día repartidas con las principales comidas.
      – Carbonato de magnesio en comprimidos: 2 comp. al día
      – Carbonato de magnesio en polvo: 1 cucharada de postre al día.

      Esperamos que le sirva de ayuda y verle de nuevo por aquí. Un saludo

  2. Mi hija de 11 años padece de hiperglucemia pero aún no ha Sido diagnosticada de diabetes. Está tomando carbonato de magnesio en polvo, le doy una cucharadita en un poco de agua en medio de la cena. Hago bien en dárselo? Muchas gracias por su trabajo.

    • Ana María Lajusticia dice:

      Buenos días María Dolores, No solamente puede tomarlo, sino que le irá bien, porque la insulina es una proteína formada por 51 aminoácidos y el magnesio interviene en cinco pasos de su formación. Por otro lado, si busca los doctores Burton y Bella Atura o la doctora Mildred Seeling todos de USA , verá que lo recomiendan además de en la diabetes, en problemas cardiovasculares. Un abrazo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *