Blog de Ana Maria Lajusticia

Selector de Blog Entra al Blog

Evita el insomnio con el cambio de hora

El tiempo es un claro reflejo de que el otoño ya está aquí. A pesar del deseo de muchos por prolongar un verano eterno; el viento, los días de lluvia y el frío empiezan a dejar huella poniéndole fin.

Este fin de semana es el último de Octubre y como es habitual, se producirá el cambio de hora de verano (+2 GMT) a invierno (+1 GMT).

Concretamente, la madrugada del sábado 26 al domingo 27 en la península a las 03.00 de la madrugada tendremos que retrasar los relojes para que vuelvan a marcar las 02.00 horas. Y en las Canarias, sucederá lo mismo con una hora menos.

A pesar de que dormiremos una hora más y que aparentemente parece un cambio muy sutil, es un desajuste que cada año repercute en los ritmos circadianos de muchos ciudadanos. 

Los biorritmos son ritmos biológicos determinados por las cadencias naturales de cambio entre día y noche. El núcleo supraquiasmático, es la estructura del cerebro, encargada de regular la secreción correcta de cortisol, melatonina, metabolismo, curva de temperatura corporal, tensión arterial, etc. 

¿Cómo reajustar los ritmos?

Hay dos puntos claves: la alimentación y el patrón de sueño.

  • ¿Eres de los propensos al insomnio? Réstale fuerza empezando a tomar 2 comprimidos de Triptófano con melatonina + magnesio y vit. B6 cada noche después de cenar. 
  • Pauta y respeta los horarios de comidas (si estos días tienes hambre más temprano, intenta comer un snack que te sacie pero que no te quite el hambre de la comida principal, de este modo irás ajustándote poco a poco)
  • Recuerda que el sol saldrá más temprano, de modo que como tu organismo también se activará más pronto, tu primera ingesta también puede ser más temprana.
  • Cena antes. Al anochecer antes tu biorritmo nocturno también se pondrá en marcha más pronto. Solución: cena y acuéstate más temprano, verás como sientes una mejora en tus niveles de energía.

Si quieres aprender qué alimentos añadir a tu cena para evitar el insomnio, haz clic aquí.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *