Blog de Ana Maria Lajusticia

Selector de Blog Entra al Blog

El colágeno como nutricosmético

¿Conoces los nutricosméticos? Se trata de complementos alimenticios que, cuando se toman conforme a la dosis diaria recomendada, ayudan a sentirse mejor por dentro y por fuera.

El colágeno, entre otras indicaciones, también se utiliza como nutricosmético, ya que aporta los aminoácidos necesarios para regenerar la piel de todo el cuerpo, evitar las descamaciones, engrosar y retensar la piel, reducir las arrugas del rostro, suavizar las líneas de expresión y cicatrizar heridas. Ayuda a la adherencia de la piel a los músculos, lo cual contribuye a evitar la flacidez facial y corporal. Por estos motivos se dice que el colágeno es esencial para la belleza y juventud de la piel. Tomándolo por vía oral, refuerza desde el interior la piel y aporta vida, fuerza y luminosidad al cabello.

Se trata de la proteína más abundante del cuerpo humano, la que aporta estructura, resistencia, elasticidad, juventud y flexibilidad a nuestros tejidos: huesos, tendones, cartílagos, ligamentos, dientes, cabello y piel. Contribuye a su mantenimiento y regeneración.

Con el paso del tiempo, la producción de colágeno se reduce drásticamente. A partir de los 25 años se pierde entre un 1 y un 2% de colágeno al año y, en torno a los 40 años, la cantidad de colágeno del cuerpo es casi la mitad que en la adolescencia. Las posibles carencias nutricionales aceleran esta pérdida, así como el estrés y/o posibles alteraciones hormonales.

Esto genera, inevitablemente, el deterioro y envejecimiento a nivel global de nuestro organismo, notándose especialmente en la calidad de la dermis y del cabello, que se deshidratan y se vuelven más frágiles. Lo mismo pasa con los huesos y las articulaciones, lo cual puede comportar también un deterioro de la calidad de vida.

Para combatir este déficit, recomendamos reforzar nuestra dieta con alimentos ricos en proteínas (pollo, pescado, carne, soja…), en magnesio (legumbres, frutos secos, verduras de hoja verde, semillas, cereales integrales, aguacate, cacao…) y en Vitamina C (cítricos, tomate, coles, etc).

En conclusión, una alimentación equilibrada y rica en fuentes de colágeno natural, junto a unos buenos hábitos de vida y una suplementación adecuada cuando sea necesario, nos mantendrá jóvenes y sanos.

2 respuestas a “El colágeno como nutricosmético”

  1. Rolando Fernández rodriguez dice:

    Excelente articulo llevo tomando buen tiempo y me siento muy bien en lo que se refiere y las articulaciones.

  2. Eugenio dice:

    Yo lo tomo con magnesio y me va muy bien. Práctico deportes y tengo 70 años es una bendición para mi organismo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *