Blog de Ana Maria Lajusticia

Selector de Blog Entra al Blog

¿Qué comer para prevenir la artritis?

Una alimentación saludable le servirá para mantenerse en su peso ideal y conservar la salud de huesos, articulaciones, tejidos y del organismo en general.

La artritis se caracteriza por dolor (principalmente en muñecas, dedos de las manos y pies, codos, hombros, cadera, rodillas y tobillos), hinchazón, rigidez de las articulaciones y deformidad progresiva de éstas, que provoca una reducción de la movilidad. Obtener los nutrientes adecuados puede ayudar a aliviar los síntomas de la enfermedad, así como a mantener un peso saludable y de este modo evitar la inflamación, el dolor y el posible daño en la articulación derivados del sobrepeso.

Está demostrado científicamente que lo que comemos puede influir en el desarrollo, el avance y los síntomas de ciertos tipos de artritis y enfermedades relacionadas. Llevar una dieta mediterránea, basada en alimentos de origen vegetal (frutas, verduras, frutos secos, semillas y legumbres), aceite de oliva, carnes magras y pescados, puede disminuir el dolor de la artritis al proporcionar al cuerpo poderosos nutrientes antiinflamatorios. Sin embargo, ingerir alimentos procesados con alto contenido de azúcar y grasas, aumenta la inflamación y empeora los síntomas de la artritis, además de predisponer al organismo a otras enfermedades crónicas.  Debemos evitar las grasas saturadas y trans pues ambas aumentan el colesterol en sangre y la inflamación. En cambio, los alimentos con ácidos grasos omega 3 como el pescado azul, las semillas o los frutos secos, reducen la inflamación en todo el organismo.

Otras recomendaciones dietéticas:

  • Hacer una dieta rica en vitaminas y minerales antioxidantes puede ayudar a retrasar el avance de la enfermedad: Vitaminas A (frutas y hortalizas de color amarillo/naranja/verde, pescados, huevos), C (naranjas, kiwis, tomates, pimientos), D (lácteos, huevos, pescados azules), E (aceites vegetales, frutos secos, semillas), K (verduras de hoja verde) y minerales como el Zinc (carnes, frutos secos, legumbres) y el Selenio (carnes, pescados, huevos, granos y frutos secos).
  • Disminuir el consumo de grasas saturadas: carnes rojas y embutidos, lácteos enteros, nata, mantequilla, margarina, crema de leche, bollería, alimentos precocinados, procesados…
  • La fuente principal de proteínas debe ser a partir de legumbre, pescado, huevo, carne blanca y derivados de soja.
  • Usar siempre aceite de oliva virgen extra, entre 1 y 2 cucharadas soperas al día, para cocinar y aliñar.
  • Además, se ha observado una mejora de la inflamación cuando se hacen dietas bajas en sal.

 

Finalmente, hay que destacar que la actividad física también es crucial en los individuos con artritis para ayudar a disminuir el dolor y la rigidez. Es importante hacer estiramientos suaves cada día, así como ejercicios de fortalecimiento muscular gradual, incluyendo ejercicios aeróbicos de bajo impacto como caminar, nadar, hacer yoga o ir en bicicleta. De este modo, paralelamente mejorará el estado de ánimo y controlaremos el peso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *