Blog de Ana Maria Lajusticia

Selector de Blog Entra al Blog

Come, duerme y ejercítate

En el Día Mundial de la Salud, queremos hacer un repaso general de los factores que influyen en gozar de una buena salud. La salud, en su totalidad, implica un “estado de completo bienestar físico, mental y social, y no sólo la ausencia de afecciones o enfermedades” según la Organización Mundial de la Salud.

Es importante ser conscientes que, para gozar de salud, debemos tener en cuenta una serie de factores que influyen en la misma: la alimentación, el estilo de vida, la práctica de ejercicio físico, el bienestar a nivel económico, a nivel personal, poder gozar de una buena autoestima y relaciones sanas y, por último, a nivel social, contar con una red de apoyo y actividades recreativas, entre tantas otras cosas.

Estos factores forman parte de un todo, de la complejidad de la salud. Cuando alguno de ellos falla, el bienestar general del individuo se ve afectado. Es por esto que debemos contar con una red de profesionales de cada área que se encarguen de ayudar a las personas a resolver los problemas que puedan surgir en sus vidas que atenten contra su salud, ya sea a nivel físico, psicológico/emocional, económico o social.

Enfocándonos más en el área física y emocional/psicológica, no podemos olvidarnos de recordarte algunas cosas fundamentales:

 

Alimentación: una buena alimentación es la que se basa en alimentos reales, sobre todo materias primas sin alterar, es decir, hortalizas y frutas como una parte importante, además de alimentos integrales sin procesar como serían las legumbres y el pan, arroz y pasta integrales. También tienen un gran beneficio para la salud los frutos secos y semillas, aceites de calidad como es el aceite de oliva virgen extra, huevos de gallinas que hayan pastado y visto el sol, carnes magras y pescados frescos. Una variación adecuada de estos grupos de alimentos nos aporta todos los nutrientes que necesitamos para mantenernos saludables.

Algunos tips para alimentarnos mejor:

  • Organiza las comidas de la semana
  • No compres aquello que no quieres tener en tu despensa y comer en un momento de tentación.
  • Que las verduras y hortalizas ocupen la mitad de tu plato
  • Acompaña las comidas con agua
  • Si no consigues los avances esperados, valora la alternativa de buscar el asesoramiento de un dietista-nutricionista cualificado.

 

Salud mental: Incluye nuestro bienestar emocional, psicológico y social. La mantenemos cuando cuidamos, por un lado, de nuestra relación con nosotros mismos, cuidando nuestra autoestima, buscando la autorrealización y la autosuperación, logrando nuestras metas, y trabajando en nuestras debilidades. Y, por otro lado, también la fortalecemos cuando fomentamos relaciones sanas con los demás: familia, amigos, compañeros de trabajo…

Algunos tips para gozar de una mejor salud mental:

  • Ten una actitud positiva y de gratitud frente a la vida
  • Prueba cosas nuevas para salir de tu zona de confort
  • Ponte objetivos realistas y confecciona un plan de acciones concretas a llevar a cabo para lograr esos objetivos.
  • Relaciónate con tu familia y amigos, y mantén una actitud abierta a conocer nuevas personas
  • Busca ayuda profesional si detectas que lo necesitas.

 

Ejercicio físico: Moverse es fundamental para mantener una salud general óptima. Ya sea que salgas a correr, a caminar, a subir a la montaña, a andar en bici, a nadar o a jugar al pádel, ¡todo sirve! Es crucial evitar quedarnos sedentarios en casa, limitar las horas de pantallas y buscar hacer actividades que impliquen movernos. El ejercicio físico trae innumerables beneficios a la salud, a nivel de huesos, musculatura, órganos (¡incluso el cerebro se ve beneficiado!) y hormonas. ¿Sabías que realizar ejercicio físico estimula la liberación de endorfinas, una de las sustancias encargadas de la sensación de bienestar?

Algunos tips para ayudarte a realizar más ejercicio:

  • Si trabajas sentado, levántate cada hora a dar un mini paseo y, cuando estás de pie, aprovecha de hacer algunas sentadillas.
  • Si vas a hacer la compra o un recado, si no es demasiado lejos, aprovecha y ves caminando.
  • No cojas el ascensor, ¡sube escaleras!
  • Sal a bailar. Eso también es moverse.
  • Si te cuesta sacar tiempo para ir al gimnasio o simplemente no te gusta la idea de ir a uno, puedes dedicar 20 minutos al día, en casa, y con rutinas que puedes encontrar en internet.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *